Make your own free website on Tripod.com

Revista JEZREEL
Hno. Trinidad Alcorcha

***Sección Oración***

COMO ENFRENTAR LAS DIFICULTADES

(parte II)

Señor Todopoderoso, Dios del cielo y de la tierra...

Dios oye nuestras oraciones, pero es importante que resaltemos los atributos del Dios a quien estamos clamando, por ejemplo:

"Josafat poniéndose en pie en la asamblea de Judá y Jerusalén en la casa de Jehová, delante del atrio nuevo; dijo: Jehová Dios de nuestros padres, ¿no eres Tú Dios en los cielos, y tienes dominio sobre todos los reinos de las naciones? ¿No está en Tu mano tal fuerza y poder, que no hay quien te resista?, Dios nuestro, ¿no echaste Tú a los moradores de esta tierra delante de tu pueblo Israel, y la diste a la descendencia de Abraham tu amigo para siempre? ( 2do. Crónicas 20:5-7)

Otorgándole a Dios sus atributos divinos en la oración, está será un instrumento poderoso porque invoca a un Dios que es mayor que cualquiera de nuestros problemas. Además, Dios está dispuesto a manifestar su poder y su grandeza si se lo pedimos.

Otros atributos son: su fidelidad, paciencia, amor, bondad, misericordia, gracia, poder, etc. Reconociendo todo lo anterior usted se dará cuenta de la diferencia. Su oración será tan especial que su seguridad; fe y confianza estarán firmes en Dios y sus atributos. Cuanto más conozca los atributos de Dios más confianza tendrá en Él y mirará su grandeza y poder con más claridad. Por eso es que debemos estudiar las escrituras para conocer mejor a Dios y darle una digan adoración.

Otra cosa importante que hay que hacer es tomar en cuenta a otros en la oración. Esto se mencionó en 2do. Crónicas 20:3 "Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá"
2do. Crónicas 20:13 " y todo Judá estaba en pie delante de Jehová, con sus niños y sus mujeres y sus hijos."
En Judá todos estaban clamando al Señor: hombres, mujeres y niños; todos, todos oraban.

Es bueno pensar: "mi oración no es suficiente; es mejor que todos tomen parte en esta oración", "yo no puedo hacerlo solo" "ya no tengo fuerzas para seguir; no sé que hacer".

Las escrituras dicen que el rey Josafat juntó a todo el pueblo en oración y ayuno para buscar la ayuda de Dios.

No es señal de debilidad pedir que alguien ore por usted por el contrario es señal de sabiduría. Es lo correcto porque así es como Dios edifica el cuerpo de Cristo cuando usted y yo nos unimos y dependemos los unos de los otros.

Tome en cuenta a otros en la oración, esto es especialmente provechoso si usted es una persona que acostumbra a encerrarse en sí mismo, sin compartir con los demás lo que le sucede.

Pedir que otros oran por usted es algo que lo fortalecerá, lo animará, lo ayudará a sobreponerse a sus debilidades.

Todo empieza a cambiar en su vida cuando otros interceden ante el Señor, por usted.
Cuando usted reconoce que:

*Dios es más poderoso y mayor que cualquier situación que está padeciendo en su vida.

*Cuando hace que otros participen en su oración.

Tenga la seguridad de que Dios va a responder, bendiciéndole ricamente.

LE AMO EN CRISTO

Anterior

Siguiente