Make your own free website on Tripod.com

El Principio Político

    La separación de la Iglesia y el Estado

1a. Ped. 2:11-25 Mt.22:21

En el siglo XVIII aparece en la constitución de los EUA el enunciado que declara una separación
total entre las actividades eclesiásticas, cualesquiera sea su credo, y el estado. Esta emana
humanista o totalitarista con tintes democráticos, sino de la confrontación de dos verdades
bíblicas. a.- El principio de la realidad de un gobierno civil, puesto y permitido por Dios, así como lo expresan Pedro y Pablo en sus cartas a Rom. 13 y 1a. cap.2 casi de una misma manera. b.- El principio evangélico que expresara Jesús en sus últimos momentos sobre la tierra Mt. 28:18-20

Un resumen de estas dos verdades bíblicas, nos llevan a reconocer la existencia de un gobierno
como instrumento de Dios, y el animar a los verdaderos creyentes a orar, obedecer y sostener
los gobiernos y sus gobernantes para que pueda existir una iglesia libre en un estado libre.
Y que cada uno desempeñe su función para lo que fue puesto.

Jesús en su conocida expresión "Dad a Dios lo que es de Dios y a Cesar lo que es de Cesar", reconoce
dos ciudadanías, la celestial y la terrenal. Cuando un gobierno se sale de su área de actividad
para usurpar, en este caso la actividad eclesiástica, se enemista con Dios consciente o inconsciente
mente. Y lo mismo sucede cuando esto se da a la inversa.

Como hemos ed ser sabios en el ejercicio de este principio político en nuestros tiempos para que el
mundo crea y glorifique a Dios. a.- Vivamos de una buena manera. b.-Tengamos un sometimiento a nuestros gobiernos. c.- Hagamos un sabio uso de nuestra libertad.