Make your own free website on Tripod.com

El Principio Eclesiástico

 
   2a. Cor. 5:17 Hch. 2:36-47

Hemos considerado ya el Señorio de Cristo como centro sobre el cual gira y dependen todos los demás
principios. Consideramos tambien la autoridad de la Biblia, y del Nuevo Testamento en especial
como nuevo pueblo del Señor, para normar la vida del creyente que tiene a Jesucristo como su Señor.

Aquellos que en cajan en estos dos pincipios de hecho forman la iglesia del Señor. Como bautistas
sostenemos el concepto eclesiástico de iglesias locales. Los principios anteriormente considerados
contemplan el concepto de Iglesia Universal, que si bien es cierto que los inicios del 2a. Siglo y finales
del 1a., y por razón del idioma se le llamo "Iglesia Catolica", ahora este termino es una denominación
mas que busca apropiarse del concepto de " Iglesia Universal ", esto es, aquellos que han aceptado el
Señorio de Cristo y la Palabra como su norma de vida y nada mas que eso.

Esta "Iglesia Universal" es una unidad espiritual que tiene su expresión concreta en el mundo al traves de
iglesias locales, que sn agencias que anuncian y promueven el Reino de Dios.

Un historiador Bautista dijo "Una iglesia bautista, es el microcosmos, del macrocosmos espiritual."

De estos concetos emana el principio Eclesiástico que expresa enfáticamente que quienes han de conformar
la membresia de una iglesia local, han de ser creyentes regenerados por la sangre preciosa de Cristo.

Por esto es importante en nuestra iglesia, ese momento en el cual, quien desea ser bautizado Bíblicamente,
da su testimonio de cambio en Jesucristo. Donde ciertamente el proceso de cambio y transformación
total tomara tiempo, pero donde el deseo de no volver a la vida del pasado es un imperativo en la vida.

Por esto es importante, al momento de ser bautizado responder con certeza y veracidad "SI CREO",
como Bautistas cremos que formar parte de la iglesia se logra conjuntando 4 cosas.

Justo y necesario es hablar de una membrecia regenerada que ha sido obediente al bautismo, es hablar de la OTRA
ordenanza, la Cena del Señor.

Por que si el bautismo simboliza ese nuevo nacimiento del cual hablo Jesucristo a Nicodemo, y es realizado una
sola vez; la Cena del Señor es el símbolo de un crecimiento continuo que habla del deseo personal de atender
a la voz de Dios, que demanda santidad.

Para participar de la Cena del Señor es el teto de recordar que no basta bautizarse y decirse miembro de la iglesia
se debe creer en el Señor constantemente. Eso es una membrecia regenerada; ese es nuestro principio
eclesiástico identificativo como bautistas.